Hace ya tres años que Mónica Gil, la benjamina de Alma en Pena y diseñadora de la marca, emprendió un viaje lleno de sorpresas, un viaje a un lugar en Kenia, al archipiélago de islas de Lamu... Fueron unas vacaciones solidarias de lo más intenso, con la ONG Afrikable...

Que vimos allí:

Fueron unas vacaciones solidarias de lo más intenso, con la ONG Afrikable, donde conoció una mezcla de culturas y tribus como los Swahili, Orma y Maasai, que convivían juntas imperando el respeto y la amabilidad.

"Llegué cargada de zapatitos para los niños y lo que más me sorprendió fue que los llevaban puestos dentro de la casa y al salir a la calle se los quitaban para no mancharlos".

Vivió experiencias buenas y malas, lo que ella no sabía es que ese viaje le aguardaban muchas sorpresas en el futuro, estaba escrito….

Por la mañana ella acompañaba a su amiga Monaisha a atender la tienda de la ONG en Lamu, donde venden todos los abalorios, colchas y telas  que las mujeres aprenden a hacer en la ong.

Juntas hablaban  de sus vidas, de los hijos de la mujer, de la preocupación por sus futuros.

Un día la invito a visitar su casa ya que con los microcréditos que Afrikable promueve, Monaisha había conseguido mejorar su casa, era una afortunada, es de las pocas casas de piedra que hay en la isla.

Mónica aprendió de ella a valorar lo que tiene más si cabe, cuando entró por la puerta de hierro ,en la casa de la mujer, se quedó asombrada, vio un pasillo de arena rodeado por dos muros de piedra, a la izquierda había una habitación con una cama donde dormían ella y sus tres hijos.

Si seguías avanzando por la casa encontrabas unas cortinas rojas y viejas y sobretodo sin techo, un agujero en suelo, era el baño, y un poquito más adelante sobre la arena una parrilla de carbón donde cocinaban, no había nada más, ni techo siquiera.

A la hora de comer se reunían todos y comían juntos. No había suficiente espacio para que estuvieran todos sentados en sillas, pero eso no les importaba, la comida estaba tan rica que la preocupación por comer en el suelo era mínima. Mónica a la hora de la comida, también aprendió a valorar todo en su vida, era todo tan básico y primario.

Afrikable trabaja la higiene muchísimo pero aun así es precaria. Al fin y al cabo, hay cosas peores…

Por las tardes, daban clase de refuerzo a los niños, hacían dictados, cuentas, dibujos con los más peques. Son incansables, están deseosos de aprender cosas nuevas. Este era el momento preferido de Mónica, así podía charlar con ellos, preguntarle las típicas cosas que se le preguntan a los niños y pasaban ratos muy entretenidos.

"Es sorprendente estar un rato con estos niños, llegan a las ocho como rayos y no se quieren ir de la escuela, están ansiosos por aprender"

En esta ong trabajan el Comercio Justo, y luchan por el empoderamiento de la mujer. Este grupo de mujeres empezaron produciendo productos de lo más originales hechos con materias locales como las típicas bolitas de colores o telas étnicas de lo más espectaculares..

Cuando Mónica vió de primera mano la realización de esos productos, quedó sorprendida por lo artesanos que eran, bonitos y logrados.

Enseguida le vino la idea a la cabeza de enseñarlas a hacer sandalias, pero claro, era un mero sueño imposible de lograr allí, no había maquinas para lijar, ni para el montaje, ni personal cualificado, ni siquiera tijeras afiladas….

Esto no fue un obstáculo para el proyecto, buscaron la forma de hacerlo. Hicieron un viaje por las ciudades de Kenia más importantes en busca de proveedores de piel, bolitas, hormas, tijeras, troqueles, punzones… Y empezaron a practicar!

   

Nos sorprendió la habilidad que tenían las mujeres con el mundo del calzado, era el destino. Fuerón unos meses duros, no había mucho tiempo y tenían que estar perfectas para presentar en ferias. Finalmente la colección ha sido maravillosa con una preciosa historia detrás con sus alegrias y sus desgracias, pero sobre todo con un objetivo:  UN MUNDO MEJOR.

NALA

SADE

NALA

IRATI

   

Alma en Pena y la ONG Afrikable trabajan juntas en este proyecto para hacer un mundo mejor. Si quieres saber más sobre este proyecto u otros de comercio justo puedes visitar su web.

Visitar

Comparte esta historia:

X
Este sitio utiliza cookies para facilitar tu experiencia de usuario. Al seguir navegando aceptas nuestra Política de cookies. Política de cookies..